lunes, 15 de junio de 2009

MOTOR FIRE 1.3

El Motor FIRE es un propulsor potente, silencioso, liviano y fácil de mantener. La tecnología de última generación le permite una importante economía de combustible

La tecnología FIRE equipa a la gama correspondiente a los FIAT Uno, FIAT Strada y FIAT Fiorino (8 válvulas), y FIAT Palio y FIAT Siena (16 válvulas).

Presenta varias características dignas de ser explicadas, a partir de soluciones técnicas que dan como resultado poder compararlo con otros propulsores de mayor cilindrada, ganando en ahorro de combustible, placer de conducir y confiabilidad.

Su desarrollo es fruto del convenio entre FIAT y General Motors. La fábrica se denomina Powertrain y su capacidad de producción es de 1.800 unidades diarias, incluyendo otros productos de diferentes características.

Las ventajas de la tecnología FIRE residen fundamentalmente en dos aspectos, menor peso y mejor aprovechamiento del combustible. Básicamente el FIRE 1.3 litros se muestra potente y silencioso, reemplazando eficazmente al anterior, el conocido motor 1.3 MPI de 8 válvulas, utilizado en el FIAT Uno y en el FIAT Palio SX.

En dos versiones, una de 8 válvulas de 68 CV, y otra de 16 válvulas de 82 CV, con potencias específicas de 54,75 CV/l y 66 CV/l respectivamente, es más liviano, entrega un 16% más en economía y los tiempos de mantenimiento son más espaciados. En la versión de 16 válvulas incluye un sistema denominado Drive by Wire o acelerador electrónico, mediante el cual las aceleraciones y desaceleraciones ganan en suavidad.

Para el aprovechamiento del combustible, se logró diseñar una cámara de combustión más compacta, para que pueda combustionarse la mayor cantidad posible de mezcla aire-nafta, que favorece la propagación de la llama, la velocidad de combustión, el rendimiento termodinámico y, por ende, el par en bajas revoluciones.

Para ello tuvo que achicarse el ángulo entre las válvulas de apertura y de escape, y esto se consiguió con un innovador sistema de engranajes que interconecta a los dos árboles de levas comandados por una única polea. Con esta solución, también se consiguió una tapa de cilindros más angosta que, por ende, ocupa menos espacio en el vano motor.

Resultan entonces, de gran ayuda para disminuir el consumo la utilización del nuevo colector de admisión de materiales compuestos (que también ayuda a un mejor llenado de la cámara de combustión), el rediseño del conjunto biela-pistón (un 40% más liviano y resistente), el nuevo concepto y los materiales utilizados para la fabricación del block (que permiten reducir los ruidos y las vibraciones en un 30%) y sobre todo, de una central electrónica que está conectada directamente al acelerador.

Sistema Drive by Wire, en lugar del cable común que lo conecta con el propulsor, el pedal del acelerador cuenta con dos potenciómetros complementarios que envían una señal a la central de inyección electrónica del motor para que esta regule, a través de un motor eléctrico ligado a la mariposa de apertura de aire, el caudal de aire de ingreso al motor permitiendo modificar el régimen. Esta mariposa posee dos sensores que, a su vez, le informan a la central electrónica la posición angular de la misma realimentando con esta información el comportamiento real de la mariposa a la solicitación de la central de inyección y encendido y por ende del conductor, permitiéndole actuar en las diferentes condiciones, esto es cuando el conductor necesita velocidad, es decir, quemar más combustible y así tener más energía para acelerar.

Este sistema permite un ahorro importante de combustible ya que quema sólo el combustible necesario, con una consecuente reducción en las emanaciones contaminantes y un mejor aprovechamiento de la nafta.

Lo anterior se debe a estrategias finamente elaboradas presentes en la central de inyección y encendido electrónico. Un ejemplo de esto, es la reducción del habitual cabeceo que se produce cuando el conductor quita abruptamente el pie del acelerador a altas velocidades, realizado por la denominada estrategia de "cut-off", que permite reducir notablemente el consumo de combustible. La misma funciona de la siguiente forma, estando el motor por encima de las 1.500 RPM, si la central recibe la señal de posición de mariposa de apertura de aire en posición cerrada (esto es el conductor sacó el pie del acelerador) o pedal de embrague apretado (la información llega a través de un sensor ubicado en el pedal), la central responde cortando la inyección de combustible hasta que el régimen del motor sea el correspondiente a las 1.100 RPM, donde vuelve a insertar la inyección de combustible en forma progresiva evitando los cabeceos. Además, las reacciones del vehículo son más suaves.

Lo mismo sucede cuando se requiere una respuesta rápida y se acelera a fondo. Si se aprovecha mejor el combustible, no sólo se consigue más potencia, sino también se consume menos y las emanaciones de escape son menos nocivas.

Junto a esta tecnología se incluyen, de acuerdo a la versión, la dirección asistida y el sistema Ve.N.I.C.E. (Vehicle Network with Integrated Control Electronics) que utiliza la técnica de multiplexado, permitiendo compartir la información generada por los sensores presentes en el vehículo evitando su redundancia, mejorando la confiabilidad y con un ahorro sustancialmente importante en el cableado y conectores (hasta un 23% menos).

Esta última técnica consiste en utilizar una red de controladores de área microcontrolados, cada uno con su función específica, compuestos de los Nudos de Control Motor (central de inyección y encendido electrónico), Nudo Body Computer y Nudo Cuadro de Instrumentos. Cada nudo trabaja con sensores y actuadores específicos en relación a su función, pero comparte la información necesaria para los otros nudos evitando redundar en la colocación de sensores que brinden la misma información.

Otra ventaja adicional de este sistema es la confiabilidad de la información, ya que las técnicas utilizadas en la comunicación de la Red CAN (Controller Area Network) son muy eficaces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada